¿MALTRATO ANIMAL AL CODIGO PENAL?

Pues generalmente este es una consignia en toda manifestacion y marcha en lo que a la lucha animalista se refiere, lo gritan tanto omnivoros hipocritas como veganos “radicales”, pero…¿ en verdad serviria una ley como esa en mexico? y tal vez la mas importante ¿que es lo que el estado considera “maltrato”?

pues bien, encontre esta informacion en internet, en un blog llamado justicia vegana y redactado por derechos sin fronteras, en donde se hace una revision de esta, en donde vemos que para el estado no es maltrato degollar millones de vacas,pollos cerdos y demas animales si es para acabar complaciendo el paladar de gente sin escrupulos, asi como tampoco es maltrato echar a pelear a muerte a dos seres sintientes…si se siene el permiso escrito para ello, ya ni hablar de la tauromaquia, ni del comercio con seres vivos, tecnicamente lo unico que persigue este documento es castigar a al ciudadano de a pie que dañe a un animal sin justificacion(no sabemos que es una justificacion para ellos,tal vez un fajo de billetes es una buena razon para permitir tal abuso), en fin sin mas he aqui el texto:

Comentarios a la ficticia penalización del maltrato Animal en la Ciudad de México

                                                                              México, D.F., a 6 de septiembre de 2011.

 

Glosa a la Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el párrafo segundo del artículo 54, se reforma el rubro del Título Décimo Cuarto adicionando los artículos del 214 al 219 del Código Penal para el Distrito Federal, que presentó el Diputado Norberto Ascencio Solís Cruz, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, y al dictamen del proyecto en tenor emitido por la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Primero.- De la Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el párrafo segundo del artículo 54, se reforma el rubro del Título Décimo Cuarto adicionando los artículos del 214 al 219 del Código Penal para el Distrito Federal.

I.- De la exposición de motivos.

 

Es evidente la improvisada e infundamentada calidad del texto atinente a la Exposición de Motivos del Proyecto, la ignorancia profunda de la importancia del tema, y de la ofensiva copia literal a textos populares relacionados al bienestarismo Animal.

 

II.-  De la reforma y adición del párrafo segundo del artículo 54 del Código Penal.

 

Quedando.

 

“En el caso del aseguramiento de animales vivos, se canalizarán a lugares adecuados para su debido cuidado (es gravísimo e irresponsable el que no se especifique concretamente cuáles son y bajo qué lineamientos operarán y quien vigilará su óptimo funcionamiento) , siendo que en el caso de los animales domésticos, las asociaciones protectoras de animales debidamente constituidas podrán solicitar al Ministerio Público o al Juez correspondiente su resguardo temporal (el hecho de que una A.C., de protección Animal esté constituida legalmente, no significa que cumpla con los requisitos mínimos indispensables para garantizar la seguridad del Animal; además, no se especifica la naturaleza jurídica del “Juez correspondiente”; en tanto a su competencia y facultad; asimismo, cuáles son los lineamientos y en dónde están dispuestos, para que la autoridad jurisdiccional sirva la respuesta a la solciitud de resguardo de las A.C.; igualmente en el caso del Ministerio Público, entre otras muchas definciencias) . En la resolución final (cuál es el procedimiento administrativo previo a la resolución; quién dictará la rersolución final; se darán varias resoluciones, puesto que se hace mención de una final)  que se tenga sobre los animales domésticos involucrados, las asociaciones protectoras de animales debidamente constituidas tendrán preferencia para obtener la tenencia definitiva de los mismos, ya sea para permanecer en dichos centros (qué centros y dónde se ubicarán o se refiere a los establecimientos en que se encuentren las asociaciones, las que tengan establecimiento; no se dice si habrá un registro de esos establecimientos y quién será el responsable de ese registro) o entrar en programas de adopción (cuáles son esos programas y quien los administra), siempre y cuando dichas asociaciones lo soliciten al Juez que conozca del asunto.” (es aberrante que se reincida en la imprecisión conciente de la autoridad competente y obligada.)

 

Se trata de endosar el trabajo de resguardo y albergue a Animales mal denominados domésticos a las Protectoras de Animales, organizaciones que a pesar de contar con acta constitutiva legítima, no tienen órgano contralor alguno, siendo infiernos en vida para Animales, como es el caso de algunos refugios y albergues, poniendo en gravísimo riesgo la situación de los Animales asegurados. El problema no se resuelve delegando responsabilidades y obligaciones a particulares con objeto desconocido, sino de articular un puente interpresupuestal para la creación de infraestructura y servicios a cargo del gobierno, para la atención del problema, siendo permitido y permanente la aportación voluntaria de particulares. Asimismo, la creación de un órgano contralor y auditor para las personas físicas o morales constituidas legalmente como Protectoras de Animales; el resguardo de Animales jamás debe de estar en manos de sujetos ajenos a la capacidad y calidad profesional y de infraestructura, estrictamente requerida para llevarse a cabo.

 

III.- De reforma el Título Décimo Cuarto.

Quedando.

 

Se adicionan los artículos del 214 al  219 del Código Penal:

 

Artículo 214. Al que cometa actos de maltrato o crueldad injustificados (es una estupidez la redacción anterior, por obviedad de razón de la crueldad justificada) en contra de cualquier especie animal que no constituyan plaga, provocando o no lesiones evidentes, se le impondrá de seis meses a cuatro años de prisión y de cien a quinientos días multa, así como el aseguramiento de todos los animales que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo, los cuales podrán ser puestos bajo los cuidados de las asociaciones protectoras de animales debidamente registradas que lo soliciten, hasta en tanto se determine su destino legal (cuál es el destino de aquellos que no puedan quedar bajo de las A.C.) . En caso de que las lesiones pongan en peligro la vida del animal, se aumentará en una mitad la pena señalada. ( si bien se señala un aumento en la pena, no se señala si esos Animales con lesiones que ponen en riesgo su vida contarán con asistencia médica veterinaria o si serán sacrificados y bajo qué procedimiento protocolario)

 

Artículo 215. Todo aquél que cometa actos de maltrato o crueldad injustificados (se reitera la estupidez la redacción anterior, por obviedad de razón de la crueldad justificada) en contra de cualquier especie animal que no constituyan plaga, provocándole la muerte, se le impondrá de dos a seis años de prisión y de trescientos a mil días multa, así como el aseguramiento de todos los animales que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo, los cuales podrán ser puestos bajo los cuidados de las asociaciones protectoras de animales debidamente registradas que lo soliciten, hasta en tanto se determine su destino legal. En el  caso de que se haga uso de métodos que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte, las penas se aumentarán en una mitad. Se entenderá por métodos que provocan un grave sufrimiento, todos aquellos que provoquen una muerte no inmediata y por el contrario prolonguen la agonía del animal, ya sea por las lesiones que provoca o el detrimento de la salud del animal. ( la definición de métodos queda imprecisa y ambigua permitiendo atrocidades como la electrocución o inclusive contusión fulminante en el cráneo o la espina del Animal)

 

Artículo 216. Serán considerados actos de maltrato:

 

1. No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos; (es imprecisa la redacción anterior)

 

2. Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas; (es imprecisa la redacción anterior)

3. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado; (es imprecisa la redacción anterior)

4. No brindar a los animales de compañía una vivienda o refugio adecuado de acuerdo a las características propias de la especie o teniendo el espacio para tenerlos sueltos, los tengan permanentemente amarrados o encerrados; (es imprecisa la redacción anterior)

5. Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado; (es imprecisa la redacción anterior)

6. Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos; (es imprecisa la redacción anterior)

7. Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas; (es imprecisa la redacción anterior)

8. No proporcionar un espacio adecuado y limpio, a los animales que se encuentren en establecimientos o comercios dedicados a la venta de estos o en los lugares en donde se encuentren a resguardo por cualquier motivo; (es aberrante que la supuesta penalización del maltrato Animal publicitada por los vividores de la misma, insistan en regular el comercio criminal de los Animales; en razón de que precisamente es el comercio  permitido de Animales domésticos o no, la causa primigenia del abuso, maltrato, explotación y esclavitud Animal en México y en el mundo. Siendo México el primer lugar en tráfico ilegal de especies, y tercer lugar en maltrato Animal en el mundo )

9. No proporcionar atención veterinaria a cualquier animal que lo requiera y que tengan por cualquier motivo bajo su cuidado o resguardo. Quedan exceptuados los casos en donde por no contar con los medios económicos para su atención, se dé aviso a las autoridades correspondientes o grupos protectores de animales legalmente constituidos a fin de obtener apoyo para la atención del animal de que se trate. (es imprecisa la redacción anterior)

Artículo 217. Serán considerados actos de crueldad:

 

1. Practicar la vivisección con fines que no sean científicamente necesarios o en lugares o por personas que no estén debidamente autorizados para ello; (es imprecisa la redacción anterior)

2. Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo que el acto tenga fines de mejoramiento, marcación o higiene de la respectiva especie animal o se realice por motivos de piedad; (es ocioso el enlistar el anterior párrafo dada su estéril aplicación, y es evidente la vileza dolosa de su redactor)

 

3. intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia o aun cuando se utilice anestesia, la persona que lo realice no tenga título de médico o veterinario, salvo el caso de urgencia debidamente comprobado;

4. Experimentar con animales pudiendo utilizar otros métodos para obtener el resultado deseado o se utilicen animales de grado superior en la escala zoológica al indispensable, según la naturaleza del protocolo de investigación; (es ocioso el enlistar el anterior párrafo dada su estéril aplicación, y es evidente la vileza dolosa de su redactor)

5. Abandonar a cualquier animal de modo tal que quede desamparado o expuesto a riesgos que amenacen su integridad física o la de terceras personas; (es imprecisa la redacción anterior)

 

6. Causar la muerte de animales grávidos cuando tal estado es patente en el animal; (es imprecisa la redacción anterior)

 

7. Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causándoles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad, venganza, odio o simple diversión; (es imprecisa la redacción anterior)

 

8. Realizar actos públicos o privados de riñas de animales y cualquier acción o espectáculo en que se mate, hiera u hostilice a los animales, salvo el caso de los espectáculos debidamente autorizados de conformidad a las Leyes para la Celebración de Espectáculos Públicos y de Protección a los Animales, ambas del Distrito Federal;  (es indignante la desvergüenza y vileza del redactor al incluir este maniqueo párrafo, cuando una de las principales demandas y urgencias en la penalización del maltrato Animal es precisamente lo que está permitiendo y regulando este artículo, cuando permite llana impunidad a la tauromaquia, circos con Animales, peleas de gallos, jaripeos y todas las demás atrocidades que sufren los Animales en nuestra Ciudad; es repugnante la corrupción volitiva del redactor)   

 

9. Ocasionar la muerte por cualquier medio a un animal, sin respetar las disposiciones normativas aplicables en los casos de rastros y lugares destinados al sacrificio de animales por cuestiones alimentarias, sanitarias o de otro tipo que se encuentre debidamente regulada. (es ocioso el enlistar el anterior párrafo dada su estéril aplicación, y es evidente la vileza dolosa de su redactor)

 

Artículo 218. En caso de que las lesiones o muerte del animal, sean provocadas por médico veterinario o persona relacionada con el cuidado, resguardo o comercio de animales, además de la pena de prisión se aplicará suspensión o inhabilitación, según sea el caso, por un lapso de uno a cinco años, del empleo, cargo, profesión, oficio, autorización, licencia, comercio, o cualquier circunstancia bajo la cual hubiese cometido el delito y en caso de reincidencia se revocarán estos de forma definitiva.

 

(cuál es el procedimiento para la inhabilitación del profesionista en cuestión; quién lo llevará a cabo; cuáles son los mecanismos de defensa que tendrá el profesionista durante el procedimiento en tenor; sin que pase desapercibido que la inhabilitación es una sanción admniistrativa aplicada a los servidores públicos, prevista en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.)                                                         

Artículo 219. Cuando las lesiones o muerte del animal, se causen con la finalidad de evitar un mal igual o mayor a una persona o animal, no se aplicará sanción alguna siempre y cuando se justifique el hecho, sean racionales los medios de defensa que se utilizaron durante el acontecimiento y no existieran otras formas de salvaguardar la integridad de la persona o animal en peligro. (es impreciso)

 

Los Artículos 214 y 215 resultan una burla ofensiva cuando disponen la penalización de TODO maltrato o crueldad injustificados en contra de cualquier especie animal, para interponer la corrupción del verdadero espíritu legislativo de los promoventes cuando disponen la aberrante excepción en el Artículo 217, Párrafo 8. “Realizar actos públicos o privados de riñas de animales y cualquier acción o espectáculo en que se mate, hiera u hostilice a los animales, salvo el caso de los espectáculos debidamente autorizados de conformidad a las Leyes para la Celebración de Espectáculos Públicos y de Protección a los Animales, ambas del Distrito Federal;” Esto es que siguen impunes y permitidos la Tauromaquia, Circos con Animales, Peleas de Gallos, Jaripeos, Delfinarios, y todos los espectáculos de explotación y tortura contra los Animales que sitúan a México en los tres primeros lugares de maltrato y esclavitud Animal en el mundo.

El Artículo 216, es una burla en cuanto a que pretende aparentar la penalización a los casos de maltrato referidos, y no sirve más que para regular mediocre y laxamente los casos de explotación y maltrato Animal.

 

El Artículo 217, es completamente estéril, dada la obscena incongruencia legislativa, al no aportar ninguna mejora al marco normativo positivo y vigente sobre las materias que atiende.

El Artículo 218, mientras no exista instrumentación de servicios e infraestructura especializada en el peritaje correspondiente al hecho, no tiene ninguna aplicabilidad.

 

El Artículo 219, no debe tener la ambigüedad de redacción que mantiene al disponer “Cuando las lesiones o muerte del animal, se causen con la finalidad de evitar un mal igual o mayor a una persona o animal, no se aplicará sanción alguna siempre y cuando se justifique el hecho,” Se debe puntualizar los casos donde se exime al responsable de la conducta.

 

Atendiendo al lato sensu del proyecto, resulta incongruente pretender una mejora a la terrible situación que sufren los Animales en esta Ciudad, cuando se reafirma la calidad que etiqueta a los Animales por nuestra Doctrina Jurídica de objetos, misma incongruencia que es evidenciada en el dictamen por la Comisión en turno. Es alarmante la mediocridad jurídica, de técnica legislativa, de dogmática en materia de Derechos de los Animales, que demuestran nuestros legisladores, y quizá más preocupante aún, la nula calidad epistemológica de la ideología y doctrina de Derechos de los Animales que relucen los grupos y personajes de la protección Animal que hayan consultado y asesorado este proyecto legislativo.

 

IV.- Del dictamen que presenta la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, respecto a este proyecto de reforma.

 

Es obviamente fundada la resolución de declarar improcedente la adición del segundo párrafo al Artículo 54 del Código Penal, y es de consideración, la distinción que hace la Comisión dictaminadora en cuanto al concepto de objetos dispuesto en el canon penal, respecto a los objetos asegurados, misma que debió ser analizada por el promovente.

La improcedencia la reforma al Título Décimo Cuarto que pretende intitular “DELITOS CONTRA LA VIDA, INTEGRIDAD FÍSICA Y DIGNIDAD DE LOS ANIMALES NO HUMANOS”, es completamente fundada.

En cuanto a la consideración de reformar la denominación del Título Vigésimo Quinto, para que sea “Delitos contra el Ambiente, la Gestión Ambiental y la Protección a la Fauna”, así como adicionar el Capítulo IV intitulado “Delitos Contra la Protección a la Fauna”, con el fin de que los artículos relativos al maltrato y crueldad contra los animales, se ubiquen de acuerdo al esquema de protección a los bienes jurídicos que contempla el Código Penal, es completamente equívoca la Categoría Normativa del texto, ya que a stricto sensu, solo se está cubriendo la situación de Animales Cánidos y Felinos mal denominados domésticos.

En cuanto a la iniciativa de la Comisión dictaminadora de adición de los artículos del 214 al  219 del Código Penal, quedando.

“En el  caso de que se haga uso de métodos que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte, las penas se aumentarán en una mitad. Se entenderá por métodos que provocan un grave sufrimiento, todos aquellos que provoquen una muerte no inmediata y por el contrario prolonguen la agonía del animal, ya sea por las lesiones que provoca o el detrimento de la salud del animal”.

De lo anterior, solo sería aplicable a Animales domésticos.

Respecto a los artículos 214 y 215 que se propone adicionar, es bien señalada la necesidad de diferenciar los tipos de maltrato y sus consecuencias, así como las sanciones correspondientes.

El marcar necesario suprimir de la redacción del tipo penal la palabra “injustificado”, puesto que en la parte general del Código Penal (artículo 29), ya se encuentran contempladas las causas de justificación, las cuales dan lugar a la exclusión del delito, cualquiera que éste sea, es completamente requerido.

La redacción propuesta por la Comisión dictaminadora para el Artículo 350 Bis, es equívoca toda vez que no hace la puntual aclaración de los Animales que estarán bajo la cobertura de esta penalización.

La propuesta de redacción del Artículo 350 Ter, solo corresponde a la situación de Animales domésticos.

El Artículo 350 Quáter propuesto, es completamente estéril, toda vez que solo se protegerían a los Animales domésticos.

El pleonasmo legislativo contenido en los Artículos 218 y 219, es oportunamente señalado por el órgano dictaminador.

 

V.- De la aprobación de la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el párrafo segundo del artículo 54, se reforma el rubro del Título Décimo Cuarto adicionando los artículos del 214 al 219 del Código Penal para el Distrito Federal.

 

Es palpable la nula voluntad política e ignorancia en materia de los Derechos de los Animales y la mediocre capacidad en Técnica Legislativa que presumen en este documento tanto el promovente de la iniciativa, como la Comisión Dictaminadora, al desconocer tanto el tema, como las necesidades de conectividad jurídica e institucional que requiere el atender el gravísimo problema de explotación y esclavitud Animal en esta Ciudad, dejando seguir los crímenes en contra de los Animales sometidos y explotados en la experimentación, en los espectáculos con Animales, y permitiendo continúen siendo instrumentos de trabajo; asimismo, es claro que los grupos y personajes de la Protección Animal que asesoraron dicho proyecto están encaminados a llevar a cabo un marco mediocre de bienestarismo Animal caducado hace décadas, que no tiene nada que ver con las necesidades urgentes e impostergables que padecen los Animales en nuestra Ciudad.  La entrada o no en vigor de la reforma y adición al párrafo segundo del artículo 54, y reforma al rubro del Título Décimo Cuarto adicionando los artículos del 214 al 219 del Código Penal para el Distrito Federal, es completamente irrelevante, dadas sus carencias e inviabilidad de aplicación.

 

 

http://www.derechosinfronteras.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: