MITOS VEGANOS: SOYA

Cuantos de nosotros no hemos ido al super o a alguna tienda vegetariana a complacer nuestro antojo de “carnes” vegetales pensando que estos no son sinonimo de muerte y tortura?,¿cuantos de nosotros apelamos a que la gente deje de consumir carne huevo y leche y sugerimos la soya como alternativa?

Seguro que muchos! Pues bien en esta ocasion hablare de por que, en mi opinion, la soja NO ES VEGAN.

1.-En el planeta se consume una GRAN cantidad de soja y derivados indstrializados en aditivos,aceites y concentrados que podemos encontrar en casi TODOS los productos transnacionales como pueden ser refrescos,frituras,bocadillos,comida chatarra etc, esto sin mencionar que empresas como coca cola son responsables del deterioro medioambiental a gran escala asi como de explotacion laboral y asesinato de lideres sindicales

2- la gran mayoria de la soya, aun siendo organica, es sembrada mediante el monocultivo,es decir, cuando en randes extensiones de terreno se cultiva una sola especie de planta, la soja, en especial, consume muchos elementos de la tierra, que con el tiempo, la vuelve inservible,ocasionando que se tengan que talar mas bosques para su cultivo,ocasionando con esto muerte tanto de flora como de fauna, un verdadero ecocidio,

3 gran parte de la soja es transgenica, en especial las marca HADES(que al pertenecer a unilever no la hace nada vegan pues esta empresa mutila y tortura a millones de animales en sus estupidos experimentos) con lo cual posiblemente contiene ADN animal en su estructura,lo que haria directamente no vegana( sin mensionar todos los daños fisicos,medioambientales y economicos que provocan lo OMGs,especialmente en paises tercermndistas)

a continuacion mitos y verdades de la soja y algunos videos para informarse mejor

MITO: El uso de la soja como alimento data de hace muchos miles de años.

VERDAD: La soja fue usada como alimento sólo durante la última dinastía Chou (1134-246 A.C.), sólo después de que los chinos aprendieran a fermentar las habas de soja para hacer comidas como el tempeh, el natto y el tamari.

MITO: Los asiáticos consumen grandes cantidades de alimentos hechos con soja.

VERDAD: El consumo medio de alimentos de soja en China es de 10 gramos (alrededor de dos cucharaditas) al día, y de 30 a 60 gramos en Japón. Los asiáticos consumen soja en pequeñas cantidades como condimento, y no como sustitutiva de los alimentos de origen animal.

MITO: Los modernos alimentos hechos con soja confieren los mismos beneficios a la salud que los alimentos de soja tradicionalmente fermentados.

VERDAD: La mayoría de los actuales alimentos hechos con soja no están fermentados para neutralizar las toxinas que contienen las habas de soja, y además son procesados de una forma que desnaturaliza las proteínas y aumenta los niveles de cancerígenos.

MITO: La soja nos proporciona todas las proteínas.

VERDAD: Como todas las legumbres, las habas de soja son deficientes en los aminoácidos que contienen sulfuro: metionina y cistina. Además, los modernos métodos de fabricación desnaturalizan la frágil lisina.

MITO: Los alimentos hechos con soja fermentada pueden proporcionar la vitamina B12 en las dietas vegetarianas.

VERDAD: El componente presente en la soja que es similar a la vitamina B12 no puede ser usado por el cuerpo humano; de hecho, la soja hace que el cuerpo requiera más vitamina B12.

MITO: La fórmula láctea de soja para bebés es inocua.

VERDAD: La soja contiene inhibidores de tripsina que inhiben la digestión de la proteína y afectan de forma adversa a la función pancreática. En animales de laboratorio, las dietas altas en inhibidores de tripsina conducían a un crecimiento atrofiado y a desórdenes pancreáticos. La soja hace que el cuerpo requiera más vitamina D, necesaria para unos huesos fuertes y un crecimiento normal. El ácido fítico de la soja lleva a una biodisponibilidad reducida de hierro y zinc, minerales que son necesarios para la salud y el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso. La soja además carece de colesterol, que también es esencial para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso. Megadosis de fitoestrógenos en la fórmula de soja han sido implicados en la actual tendencia hacia un desarrollo sexual cada vez más prematuro en las niñas (porque son hormonas femeninas) y un desarrollo retrasado en niños.

MITO: La soja puede prevenir la osteoporosis.

VERDAD: La soja puede causar deficiencias de calcio y de vitamina D, ambos necesarios para unos huesos sanos. El calcio procedente de sopas de huesos(o de vegetales de hoja verde oscura) y la vitamina D procedente del pescado( o directamente del contacto con rayos uv),es lo que previene la osteoporosis en los países asiáticos, no la soja.

MITO: Los modernos alimentos de soja protegen contra muchos tipos de cáncer.

VERDAD: Un informe del gobierno británico llegó a la conclusión de que hay poca evidencia de que la soja proteja contra el cáncer de mama u otra forma de cáncer. De hecho, la soja puede incrementar el riesgo de cáncer.

MITO: La soja es segura y beneficiosa para las mujeres en sus años posmenopáusicos.

VERDAD: La soja puede estimular el crecimiento de tumores dependientes del estrógeno y puede causar problemas de tiroides. Una función tiroidea reducida está asociada con dificultades en la menopausia.

MITO: La soja protege contra la enfermedad cardiaca.

VERDAD: En algunas personas, el consumo de soja baja el colesterol, pero no hay ninguna evidencia de que bajar el colesterol disminuye el riesgo de tener enfermedad cardiaca.

MITO: Los fitoestrógenos de la soja pueden mejorar las habilidades mentales.

VERDAD: Un reciente estudio mostró que las mujeres con los niveles más altos de estrógeno en la sangre tenían los más bajos niveles de función cognitiva; en los japoneses americanos el consumo de tofú en la mediana edad está asociado con la incidencia de Alzheimer más adelante en la vida.

MITO: Los estrógenos de la soja (isoflavonas) son buenos para todo el mundo.

VERDAD: Las isoflavonas de la soja son disruptores fito-endocrinos. A niveles dietéticos, pueden impedir la ovulación y estimular el crecimiento de las células cancerígenas. Tan poco como cuatro cucharadas de soja al día pueden resultar en hipotiroidismo con síntomas de letargo, estreñimiento, aumento de peso y fatiga.

MITO: Las isoflavonas y el aislado de proteína de soja tienen el estatus de “Reconocido como Inocuo” (Generally Recognized as Safe, GRAS).

VERDAD: Archer Daniels Midland retiró recientemente la solicitud a la FDA para el estatus de GRAS de las isoflavonas de soja tras una lluvia de protestas desde la comunidad científica. La FDA nunca aprobó el estatus GRAS para el aislado de proteína de soja debido a preocupaciones sobre la presencia de toxinas y cancerígenos en la soja procesada.

MITO: La soja es beneficiosa para tu vida sexual.

VERDAD: Numerosos estudios con animales muestran que la soja produce infertilidad en animales. El consumo de soja baja los niveles de testosterona en hombres. El tofu era consumido por los monjes budistas para reducir la libido.

MITO: Los cultivos de soja son buenos para el medio ambiente.

VERDAD: La mayoría de los cultivos de soja mundiales son transgénicos porque les permiten a los agricultores usar grandes cantidades de pesticidas y herbicidas, dejando así residuos tóxicos en el medio ambiente.

MITO: Los cultivos de soja son buenos para los países en desarrollo.

VERDAD: En los países del Tercer Mundo, la soja reemplaza a los cultivos tradicionales y transfiere el valor añadido del procesamiento de ésta a las corporaciones multinacionales y no a la población local.

hambre de soja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: